Riesgo Legal

Incumplir las obligaciones que la normativa exige a las entidades en materia de prevención del blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo conlleva un elevado “riesgo legal”, que no es otro que el derivado de la posibilidad de ser sancionado por las infracciones previstas en el marco del régimen sancionador de la Ley.

Unas sanciones que son muy elevadas, posiblemente las mayores que enfrenten las empresas ante un incumplimiento legal. Considerando que existen tres tipos de infracciones: leves, graves y muy graves, es importante tener en consideración que la gran mayoría de las sanciones que se imponen en la práctica son graves, lo que supone una multa mínima de 60.000 euros.

La gran mayoría de los sujetos obligados no hacen sus operaciones para blanquear dinero ni son utilizados para ello sin saberlo, por lo que sería un grave error que por incumplir requisitos formales nos sea impuesta una sanción que, en algunos casos, podría convertir el negocio en inviable.

Nuestra recomendación es definir unos procedimientos adecuados y aplicarlos eficaz y eficientemente en base a la práctica normal de la empresa, minimizando el riesgo de ser sancionado. Para la definición de los mismos le recomendamos asesorarse por nuestros especialistas, pues en muchas ocasiones que hemos podido observar, disponer de unos procedimientos que las autoridades han considerado “no adecuados” ha supuesto multas de más de 60.000 euros y ha conllevado la imposición de otras sanciones relacionadas con la debilidad del diseño de las medidas de control interno.